Inicio » Comunicación » UN ERROR DE PRINCIPIANTE

UN ERROR DE PRINCIPIANTE

Hay muchos, y para cada principiante diferentes. Voy a contar uno mío, no es el único claro, puede parecer algo muy obvio, pero seguramente no soy la única a la que le ha pasado.

Cuando hace unos meses en la agencia me encargaron gestionar los perfiles corporativos en Facebook y Twitter de un cliente me pareció una gran oportunidad para comenzar a desarrollar labores de community manager, y sin duda lo fue y lo sigue siendo.

Twitter no supone un problema puesto que permite la creación de perfiles corporativos, pero claro, para el caso de Facebook donde, si se hace bien las empresas crean páginas, éstas deben ser gestionadas desde un perfil personal (de una persona) siendo nombrado administrador de la misma.

En esa primera ocasión, se trataba de una acción puntual, una acción de lanzamiento que una vez finalizara dejaría de gestionar, la cuestión es que me hice fan desde mi perfil personal, el mismo en el que tengo a mis amigos, compañeros de carrera, etc., para que pudiesen nombrarme administradora. En este caso  no me supuso problema alguno porque la temática es algo en lo que personalmente podría estar interesada y sus publicaciones no distorsionaban mi muro, y como ya digo fue un periodo corto.

Sin embargo, después empecé a gestionar el perfil de una empresa con la que mi perfil personal no se identifica, simplemente porque no concuerda con mis actuales intereses; y además durante un periodo de tiempo prolongado. Ha llegado a resultarme molesto acceder a la administración de la página desde mi perfil personal, porque no disfrutaba con tranquilidad de mi espacio personal, además se hacia muy difícil desconectar una vez salía del trabajo porque en los ratos de ocio seguía viendo las notificaciones de la página, y se presupone que podría acceder a la misma en cualquier momento con lo cual me sentía en la obligación de dedicar parte de mi tiempo de ocio a temas laborales, etc.

Ha llegado ha saturarme que se mezclase lo laboral con lo personal y viceversa, y eso que en estos momento tan solo se trata de una cuenta, en el momento en el que alguien trabaje con páginas de tres o cuatro clientes debe convertirse en algo absorbente.

En resumen, error de principiante, gestionar profesionalmente perfiles corporativos desde un perfil personal. Solución, crear un segundo perfil de Facebook público, para este tipo de tareas y mantener el personal restringido para conservar una parcela de privacidad respecto al plano laboral.

Yo ya lo he hecho, y ahora gestiono desde ahí esa página, mucho mejor para no obsesionarse.

¿Le ha pasado esto a alguien más?

Anuncios

3 comentarios

  1. […] hablaba de un error de principiante, uno mío. El de no haber creado un perfil profesional público en Facebook para tareas de Community Manager. Bien, como conté, finalmente me creé uno público […]

  2. Anónimo dice:

    Wow! I’m genuinely enjoying the style and design of your blog. Are you using a custom theme or is this readily available to all individuals? If you really don’t want to say the name of it out in the general public, please
    be sure to contact me at: darcygiroux@live.de. I’d love to get my hands on this theme! Thank you.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: